Saltar al contenido

¿Cómo reparar el compresor de aire acondicionado del coche?

reparar compresor

Si bien reparar un compresor de aire acondicionado no es recomendable en todos los casos ni con todos los tipos de compresor. Los compresores semi-herméticos o abiertos están diseñados para poder ser reparados con cierta facilidad, por otro lado, los compresores sellados no cuentan con dicho diseño.

¿Te preguntas si puedes repararlo?, técnicamente es posible “reparar” un compresor hermético o sellado, el resultado será siempre dudoso aunque tu trabajo sea impecable, comenzando por el hecho de que siempre tendrás que utilizar piezas usadas. Los semi-herméticos y los abiertos, al estar diseñados para su reparación, cuentan con kits de piezas de recambio que pueden ser adquiridas nuevas y mejorar las posibilidades de una reparación exitosa.

¿Cómo reparar compresores de aire acondicionado semi-hermético y abierto?

Los compresores semi-herméticos, cuentan con una carcasa atornillada (no soldada) que puede ser fácilmente retirada para acceder a las partes internas. El compresor abierto, por otra parte, consiste en un sistema eléctrico y mecánico separado, que permite fácil acceso.

La reparación de un compresor consiste entonces, básicamente, en abrirlo, limpiarlo y verificar las piezas que no funcionan para luego reemplazarlas, de esta manera aseguramos su eficiencia y alargamos su vida útil.

reparar compresor de aire

Antes de entrar de lleno con los pasos de la reparación, si prefieres comprar un compresor nuevo te recomendamos este modelo:

Nrf 32064 Sistemas de Aire Acondicionado
  • Diseñados y fabricados de acuerdo con las normas de los equipos originales (OE)
  • Productos nuevos de alta calidad, no remanufacturados
  • Contiene el lubricante PAG adecuado - ofreciendo la correcta viscosidad y cantidad

A continuación enumeramos los pasos más sencillos y comunes para reparar un compresor de aire.

1. Apagar el interruptor

En el tablero eléctrico podemos encontrar el interruptor del sistema de aire acondicionado. Generalmente está junto al medidor de electricidad y claramente identificado como aire acondicionado (A/C).

2. Abrir el panel eléctrico de la unidad condensadora

Debemos fijarnos en el tipo de destornillador necesario y con el mismo, retirar los tornillos del panel que estará siempre al lado de la unidad. Debemos fijarnos si el ventilador se encuentra encima de donde los cables se unen con la unidad.

En dicho caso, solo debemos desatornillar también el ventilador que cuenta con cables lo suficientemente largos para acceder al compresor sin desconectarlos.

3. Verificar el capacitador del compresor.

En el tablero eléctrico del condensador, encontraremos una especie de cilindro metálico de forma ovalada o redonda. Se caracteriza por tener terminales de cable saliendo de la tapa. Esta es una de las piezas que suele requerir recambio.

Para asegurar que debemos cambiarla, verificamos si la tapa está crecida o si tiene fugas. En dicho caso, debemos sustituirlo de inmediato por una pieza de igual capacidad y voltaje.

4. Verificar los cables de terminales.

Para verificarlos, necesitaremos unas pinzas que nos permitan halar los cables desde los conectores. Los cables identificados con “com” y “hem” son los que debemos inspeccionar concretamente.

Una vez tienes los cables, con un multímetro deberás medir la capacitancia. Debemos tomar en cuenta que en la etiqueta del cable indica la capacitancia; si el multímetro marca más del 10% de la indicada en la etiqueta, es momento de cambiarlo.

Ya comprobado y cambiado las partes necesarias, coloca de nuevo todos los cables dentro de sus ranuras.

5. Verificar la cubierta del compresor y los conectores de terminales.

Con un destornillador, levanta la tapa del compresor introduciéndolo en la ranura del lado del terminal de cable del compresor. Allí, te encontrarás con los conectores de los terminales de cables del compresor. Inspecciona cuidadosamente que no estén quemados o se encuentren flojos.

Si se encuentran averiados, deberás reemplazarlos acorde con las direcciones de un kit de reparación de compresor. También deberás reemplazar la cubierta del terminal del compresor que retiraste. Luego, asegúrate de apretar correctamente los tornillos de sujeción de la cubierta del compresor.

6. Verificando el amperaje de trabajo y de arranque.

Otra avería común en los compresores es una alteración en el amperaje de arranque o de trabajo. Por lo general, el amperaje de arranque debe ser exactamente 5 veces el de trabajo. Para tener por segura la referencia del amperaje de trabajo, verificamos la etiqueta donde encontraremos las ratas “LRA” (amperaje del rotor de bloqueo) indica el amperaje de arranque y “RLA” (Amperaje de carga nominal) indica el amperaje regular de trabajo.

Al conocer esta información, puedes proceder a utilizar un multímetro o pinza amperimétrica para verificar dichos amperajes. Debes fijar la sonda de amperaje de la pinza al cable negro que lleva al terminal del compresor.

Luego, encendemos el condensador y vemos el amperaje de arranque; está sobreentendido que debe ser igual o muy cercano al referido en la “LRA”. Si se encuentra en perfectas condiciones, al llegar a su máxima velocidad marcará el amperaje de trabajo según la “RLA”. De lo contrario, existe una avería.

Dependiendo de la lectura, podemos concluir distintas averías o problemas, con distintas causas y soluciones:

  • La lectura del “LRA” sobrepasa a la de la etiqueta: puedes necesitar instalar un condensador para arranques fuertes. Sigue las instrucciones en el kit de instalación asegurándote que se instala a través de los terminales del capacitador del compresor. Si esto no funciona, entonces deberás reemplazar el compresor.
  • La lectura del “RLA” es alta: esto se puede deber a un exceso de refrigerante en el sistema. Asegúrate de que la medida sea la indicada.
  • La lectura del “RLA” es baja: en este caso, sucede lo contrario al anterior, es muy probable que exista un déficit de refrigerante y que debas recargar. Por lo general, el aire acondicionado no enfriará como de costumbre si esto ocurre.
  • El compresor no muestra ningún amperaje: esto sucede cuando existe un problema en el contactor o alguna avería en el tablero de descongelación. Verifica de igual forma que el multímetro se encuentre en buenas condiciones en este caso.

compresores de aire acondicionado

Conclusión de cara a arreglar tu compresor de aire acondicionado

Es importante que consideremos que estos son solo los problemas más comunes. Si crees que, tras estas evaluaciones y reparaciones, tu compresor o aire acondicionado en general aún no funciona correctamente, es mejor llevarlo al servicio técnico.

Reparar un compresor sin llegar a la raíz del problema puede generar que la avería reaparezca en el futuro. Si tu sistema de aire acondicionado falla constantemente, puede ser más rentable cambiarlo completamente ya que el compresor es una de las piezas más caras y, si su avería se debe a una falla general, tendrás que cambiarlo constantemente.

Nuevamente te sugerimos este compresor por si estás pensando en comprar uno:

Nrf 32064 Sistemas de Aire Acondicionado
  • Diseñados y fabricados de acuerdo con las normas de los equipos originales (OE)
  • Productos nuevos de alta calidad, no remanufacturados
  • Contiene el lubricante PAG adecuado - ofreciendo la correcta viscosidad y cantidad